EL ORIGEN DE LAS TAPAS

Se llama ‘tapa’ a la pequeña porción de comida que, como costumbre, se sirve en los bares españoles para acompañar a la bebida. Este significado fue añadido por la RAE en 1936.

Existen varias versiones que, con el paso de los años, se han convertido en anécdotas que nos llevan a conocer el origen de esta parte de la cultura popular tan nuestra.

¿Qué son las ‘tapas’? ¿Cuál es su procedencia? Son varias las interpretaciones sobre su origen, pero todas ellas tienen un nexo, ‘tapar’ los efectos del alcohol; y su contenido, que consistía en una loncha de jamón, chorizo u otro embutido y que, algunas veces se sustituía por queso.

Se servía, desde un principio, encima de la jarra o del vaso. De esta forma se ‘tapaba’ el recipiente y se evitaba la entrada de impurezas, de ahí el germen de la palabra.

Los primeros indicios del origen de las tapas se remontan hasta el siglo XIII, durante el reinado de Alfonso X “El Sabio”. Se cree que el rey sufría una enfermedad por la que se veía obligado a tomar varios sorbos de vino en el día. Para evitar los efectos del alcohol, lo tomaba acompañado de un alimento que, como ya sabemos, solía ser algún tipo de embutido.

Tras su recuperación, se asegura que el monarca ordenó que en las tabernas se sirviese vino acompañado de una porción de comida, para ‘tapar’ los resultados del alcohol, que subía rápidamente a la cabeza de la gente.

Otro de los orígenes reales se atribuye a los tiempos de los Reyes Católicos, cuando, cansados de los numerosos incidentes a la salida de los mesones por la embriaguez de los paisanos que solo bebían vino, ordenaron que se sirviese una porción de comida.

Hay versiones más recientes como la de Alfonso XIII, en la que se cuenta que, en una visita del monarca a Cádiz, de camino a palacio, se detuvo en el Ventorrillo del Chato (actualmente un restaurante de tapas a pie de playa entre Cádiz y San Fernando). Cuando llegó, el rey pidió una copa de vino de Jerez y un camarero, viendo que, con el viento que hacía podía meterse dentro del vaso arena directa de la playa, decidió cubrirlo con una loncha de jamón. Alfonso XIII sorprendido por la ocurrencia, comió el jamón, bebió el vino y quedó encantado con esa mezcla de sabores, por lo que pidió otra copa “con una tapa igual”.

Mientras tanto, en Madrid comenzaron a popularizase los colmados andaluces (hoy parecido a lo que conocemos por un ‘tablao flamenco’) y la costumbre de servir un chato de vino o cerveza acompañados de algún tipo de embutido, dado que la clientela era humilde, aunque rápidamente se extendió entre la élite de la capital.

La idea más popular del origen del ‘tapeo’ proviene de los agricultores y labradores que llevaban un aperitivo (por lo general embutido y vino o cerveza) para poder sobrellevar las largas y duras jornadas de trabajo sin desfallecer hasta la hora de la comida o la cena.

El ‘tapeo’ no solo se ha quedado dentro de los muros del país, sino que también ha salido al extranjero. Fue en 1985 cuando Penélope Casas, una estadounidense casada con un español, escribió: “Tapas: the Little dishes of Spain” donde estaban las recetas originales de muchas de nuestras tapas. Más tarde, uno de los chefs más reconocidos en el mundo internacional, José Andrés, abrió el camino a otros, inaugurando a principios de los 90 el primer bar de tapas en Estados Unidos.

La empresa Acierto, en un estudio llevado a cabo en 2019, demuestra que el ‘tapeo’ sigue siendo uno de placeres de la cultura popular de nuestro país.

Los resultados muestran que un español se gasta una media de 1.900€ al año en bares, además, alrededor de un 70% de los encuestados afirma que prefieren tomar unas tapas antes que ir a un restaurante.

Para ir de tapas, los españoles elegimos los fines de semana o la noche, y nuestras favoritas son las patatas bravas, el jamón serrano, las croquetas, la ensaladilla rusa y el pulpo.

 

Nosotros también queremos formar parte del interesante mundo del ‘tapeo’, por ello tenemos esta gran variedad de tapas que puedes combinar con tus arroces o asados favoritos:

Visita nuestra web https://www.restaurantecalafornells.es/tast-domicilio/ y podrás degustar nuestras tapas, arroces y asados desde casa.